INTEGRO

De los doce Discípulos, que posteriormente se convirtieron en los apóstoles, y que iniciaron su formación ministerial con Jesús, salvo por los nombres coincidentes entre algunos, no hay posibilidad de confusión.

Como digo, salvo por los nombres de algunos, por ejemplo de Santiago (uno, hijo de Alfeo y hermano de Juan, y otro “el chico”), sus personalidades son tan peculiares que es prácticamente imposible confundirlos. Ninguno es si quiera parecido a otro.

Esta peculiar “pandilla” que Jesucristo armó para llevar las buenas noticias del Reino de Dios al mundo de la época, estaba constituida por un equipo de hombres (y yo me atrevo a agregar que también habían mujeres allí, al menos encubiertas), como dirían hoy los grandes directivos empresariales: equipos multidisciplinarios.

Se sabe de como mínimo cuatro pescadores, un publicano recaudador de impuestos, un adolescente, un guerrillero y un administrador, entre otros; dirigidos por un maestro carpintero. De la profesión/oficio de Jesucristo hablaremos en otro momento, sobre todo por el estupor que generaba.

Adicionalmente, algunos gozaron de una curiosidad por parte del Líder: sus nombres fueron cambiados; por conveniencia o por propósito divino, ya Simón no sería mas Cefas sino Pedro. Mientras que para la posteridad quedará el exclusivo calificativo que nuestro Señor le asignó a Natanael: ÍNTEGRO.

Las palabras textuales de Jesucristo fueron: “Aquí viene un verdadero hijo de Israel, un hombre totalmente íntegro” (San Juan 1:47).

¿Qué relevancia tiene este nombre? Algunos de los significados mas utilizados para integro son: “completo” o “que posee entereza moral”.

Podemos revolver las escrituras con dos objetivos en mente: 1- Buscar a otro hombre a quien se le haya asignado este adjetivo y 2- Descubrir que pasó con el galardonado.

Ahora bien, no seamos tan exclusivistas, aunque desde la óptica del Nuevo Testamento, al menos, podríamos serlo. Ya Moisés, David, Salomón y otros hombres de Dios habían logrado la hazaña de ser identificados con un calificativo que nadie mas tendrá en la historia de manera objetiva.

Definitivamente fallaríamos en el intento de conseguir el primer objetivo propuesto en el párrafo anterior: hallar otro personaje a quien Jesús, Dios mismo, identifique con este titulo. Para los que detestamos las etiquetas, no creo que nos sentiríamos mal si ésta fuera la que nos asignaran.

Las escrituras no nos dicen nada mas de este discípulo; no en primera persona. Su nombre no se menciona mas en el Nuevo Testamento. Aunque cuando se mencionan a los doce o a los once, a los seguidores de Jesús, a los 120 del Aposento Alto y a otros grupos de siervos de Jesucristo, asumimos por defecto que se encontraba allí entre ellos Natanael.

El segundo objetivo, saber qué paso con este discípulo-apóstol, es igual de complejo. Virtualmente imposible, en lo que a las paginas de la Biblia concierne. Si queremos saber mas de él, tendríamos que hurgar dentro de la historia documentada de la época, como por ejemplo en escritores como Flavio Josefo, para que tal vez pudiéramos obtener un poco mas de información acerca del destino de este apóstol. Aunque lo mas aceptado entre los círculos de los estudiosos es que todos los apóstoles, excepto Juan, murieron martirizados.

Para la época en que vivimos, da la impresión de que el adjetivo íntegro, y mas que eso, la esencia que trasciende al simple rótulo, se fue juntamente con Natanael a la presencia de Dios, quien lo llamo inicialmente y de quien entendemos fue uno de los ejecutados por los enemigos del cristianismo primitivo.

Esto obedece a diferentes razones, de las cuales asumo una que está un poco sesgada de mi parte; lo admito: solemos generalizar al expresar ciertas opiniones, pero lo puedo suavizar y decir que es difícil hoy, mas no imposible, encontrar gente integra; que no tengan dobleces y que sean, en términos sencillos, los mismos en público, cualquiera que éste sea, y en privado. Reitero, para no dar afirmaciones absolutas, voy a quedarme con la frase “es raro conseguir personas íntegras actualmente”.

¿Qué fue lo que inclinó a Jesús para que diera tan contundentes declaraciones sobre este hombre, en su apenas incipiente inicio de menesteres y de lo cual no encontraremos más evidencias firmes en la escritura?

Podemos especular: estas afirmaciones surgen de una escena un tanto confusa en la que El Maestro está llamando a sus primeros seguidores, mientras uno de estos (Felipe) con elocuente emoción, a su vez, llama a Natanael y le dice: ¡Hemos encontrado a aquel de quien Moisés y los profetas escribieron! Se llama Jesús, el hijo de José, de Nazaret.—¡Nazaret! —exclamó Natanael—. ¿Acaso puede salir algo bueno de Nazaret?

Esta es una expresión particularmente despectiva; mucho mas si consideramos que están dirigidas al Dios hecho carne. Sin embargo, muy a pesar de ellas, Jesús suelta aquellas resonantes palabras: Un verdadero Israelita. En ese este contexto asumimos que lo que intenta dejar ver Jesús es que los hijos de Jacob no tienen problemas en expresar lo que para ellos era evidente, pues en realidad, Nazaret no tenia una excelsa reputación.

Desconozco lo que haría Jesús con las personas que hoy sean tan genuinas en su expresión como lo fue Natanael para el momento en que fue descubierto, pero el resto de la humanidad estamos aun lejos de acercarnos al carácter que Dios espera de nosotros y, si por asomo alguno muestra evidencias de firmeza similar a la de este apóstol, lo mas probable es que seamos rechazados cuando nuestras palabras acerquen la luz a los que aun se mantienen ciegos y en oscuridad.

Un buen amigo y mentor me lo decía ayer: “la reacción de la gente no es tu culpa, solo lo que tu dices es tu responsabilidad”.

Que Dios nos ayude a acercarnos al modelo de Integridad que Él mismo vio en Natanael y ¡que privilegio! el de éste, en haberse podido llevar a la tumba esa insignia que Jesucristo mismo le entregó.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s