¿ESTAMOS PARANOICOS?🤔🤨

Los conservadores y muy especialmente los #cristianos llevamos casi tatuado en la frente el rótulo de #paranoicos… también estamos dentro de la categoría de #conspiranoicos.

Resulta que últimamente vemos al #comunismo #ateo cómo la principal fuente de la mayoría de los males actuales del mundo entero.

La peste #zurda data de 2 siglos atrás 😱y si algo hay que reconocerles que es han sido constantes y sistemáticos en sus postulados y muy responsables en las maneras y tiempos para aplicarlos.

¿De donde sacamos nosotros que todo es responsabilidad directa de las filosofías progresistas y ateas de izquierda?

Antes de responder voy a puntualizar dos cosas:

1- Fui entrenado en una “Escuela de Formación de cuadros comunistas (en Venezuela). Es decir: yo pude escapar de esa red demoníaca.

2- A diferencia de la inmensa mayoría que sólo aplaudían en ritmo zombi 🧟‍♂️ lo que escuchaban, yo leí el manifiesto comunista… y otros documentos “icono” del comunismo doctrinal. Por lo cual puedo cuestionar con conocimiento de causa lo que hoy sucede.

Ahora veamos las evidencias que, por cierto, son de conocimiento público:

En el manifiesto comunista de 1848 se entrevén dos afirmaciones que definen la dirección del ideal comunista que planteaban estos ideólogos:

La primera: “La religión es el opio del pueblo”

La segunda: “¡Abolición de la familia!, incluso los más radicales estallan ante la propuesta de los comunistas”.

No me detendré a realizar exégesis detallada de estas frases, porque además de ser archiconocidas, son evidentes en su literalidad.

A lo que sí le voy a dedicar unas líneas es a invitarle a usted que lee, analiza, filtra, piensa, corrobora y hace sus conclusiones personales, para que a la luz de ambas afirmaciones realice un paneo visual general sobre la sociedad de hoy, llamada #postmodernidad, y responda si se está cumpliendo el postulado de tales consignas… yo creo que usted llegará más que a una conclusión: notará las evidencias objetivas con amplia facilidad.

Una pregunta válida que me pueden hacer en ánimos de indagar y cuestionar más mi postura: ¿Por qué cómo cristianos invertimos tiempo en desentrañar estas informaciones?

Tengo 2 respuestas:

1- Debemos examinarlo todo. Pero no podemos quedarnos allí y sobre todo ahora, donde ya el proceso paso de ser sutil a grotesco, para activar nuestro propio plan de defensa ante la infamia.

2- Estamos llamados llevar la luz y la sal del mundo y esto no lo podemos hacer si no distinguimos la verdadera luz en medio de las tinieblas, pero sobre todo, no podemos hacerlo si no conocemos cuáles son los campos de guerra que nuestros detractores muy convenientemente han preparado dentro de nuestros propios entornos; ya no están fuera, ahora hasta dentro de nuestras congregaciones están.

Yo solo le quiero invitar a buscar más detalles y a informarse mejor sobre los grandes movimientos actuales y páselos por el filtro de las 2 afirmaciones que le acabo de compartir para que pueda elaborar su propio perfil de criterios respecto a lo explicado. Y si llega a las mismas conclusiones que yo, huya pronto de esa corriente para incorporarse a la #verdad.

Hágalo por usted y por los que de usted dependen.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: